Del cemento a lo simple

Estándar

Vivir fuera del crujir de los fierros
Del drenar del cemento
Del silbido del verde papel
Del trinar de las mentiras
Del prócer de los ciegos.

Lejos de la perturbación de los cielos
De la envidia del sentimiento
De la mártir que no celó
De la madurez del supuesto alma
De la piedra de la conciencia.

Para estar en el grito anunciante de la noche
En la crudeza de lo silvestre
En lo irritante del viento imperecedero
En el abismo del verdor matutino
En la tempestuosa fiesta de la lluvia.

Así es

Estándar

Anoche hojeando la vida me encontré este poemita de hace unos meses…

 

Etapas y pasos
Se conjugan
Y entre letras
Crean verbos
Recreando sensaciones.

Llovizna que cae
Mueve la tierra
El nacimiento se hace,
Cruje la vida
Inocente.

Minutos en horas
Desfiguran segundos
Trazan miradas cíclicas,
Sorprende la rutina
De quien nada espera.

Quema la piel
Arde y se ríe
Pica y recorre
Se hace parte y costumbre,
Ya nada importa.

Piensa en lo que lees
Y corre a tu entrega,
Necedades resbalan
Críticas sean esperadas
Ganas y sigues, eres tú.

La estrella azul
Se mueve y no para,
Caminamos sin consecuencia
Impávidos suspiramos
Y no nos preocupamos.

La cobardía la noche
Te esconde,
Pierdes magia
Que el sol rechaza;
Pierdes.

Me guardo la rima
Entre humo el agua
Me limpia,
Guardaré el secreto
De la luna en cinta.

Sequía VI

Estándar

Sin azúcar, sin amor
Y al vuelo una idea
Se perdió,
En depresivos momentos
La pausa llora sin descanso.

Ni el esqueleto
De la vaca enterrada en mi patio
Me inspiraría,
Ni avanzar aquí
Me resuelve esta sequía.

Oraciones absurdas
Resuenan inteligentes,
Sonaban… pestañeé,
La desaproveché,
¿Cómo era?

No es tiempo
Para cortarse las uñas,
Cada segundo vale,
Ni la roca pudo detener a la bestia,
No se conectan, no sirven,
¡Musa deja de burlarte!

Resaca

Estándar

Desiertos de fuego
Amnésica risa,
La garganta seca llamando a la saliva lubricarla,
Un cuerpo recorrido la vainilla el sabor da cuenta,
Fui el Sátiro Vulgar abriendo sentidos al deseo sin miedo disfrutar,
Llamadas que salieron y las boletas cobraron,
Mil vueltas de una sábana que amarra,
Toda la noche jolgorio
En litros y monedas,
Escupiendo al amor vano inexistente,
La cabeza rueda sin el cuerpo,
Se aclara la visión de la inercia se escapa,
Mejor me levanto en esta la noche siguiente.

La despedida

Estándar

Con ecos de antañas risas tu maleta prepararé.
Con kilómetros de abrazos cándidos te vestiré.
Con peines de caricias que nunca llegaran
Te peinaré.
Con lágrimas de este mutuo adiós te maquillaré.
Con nuestras eternas conversaciones te perfumaré.
Con la batalla perdida tu camino liberaré.
Con nuestro quebrantado llanto un adiós y buena suerte te diré.